sábado, 13 de septiembre de 2014

¿PARA QUÉ VENIMOS AL COLE?

Acabamos de comenzar el curso 2014/15 y esta pregunta, con sus respuestas, nos la deberíamos hacer los docentes antes de comenzar las clases pero, sobre todo, debemos transmitírselas a nuestros alumnos para que las hagan suyas:
 
En primer lugar, “venimos a aprender”.  El protagonista de todo es el alumno, no el maestro; por tanto, el objetivo principal no es enseñar, sino que el alumno aprenda (con lo que conlleva en cuanto a metodología, objetivos, evaluación…).
 
“Venimos a hacer, a crear”. El alumno no entra en clase a recibir una clase expositiva en la que no haya diálogo, participación, investigación, análisis, cooperación, aplicación…etc. Hay que utilizar metodología activa en la que alumno se sienta involucrado, teniéndose en cuenta las diferentes inteligencias.
 
“Venimos a encontrar sentido y utilidad” a todo lo que se aprende, a comprender y conocer. El objetivo no es repetir de manera memorística sin saber qué se está diciendo o sin entender.  La escuela debe preparar para la vida, no para la propia escuela. Los aprendizajes habrán de medirse por lo que el alumno es capaz de hacer, aplicar o experimentar, no por lo que es capaz de almacenar.
 
“Venimos a equivocarnos”. Si el objetivo principal es el que el alumno aprenda lo normal es que se equivoque, por lo que deben perder el miedo al error. Se debe ofrecer retroalimentación al alumno. El colegio no debe ser el lugar donde se pone una calificación a todo lo que se hace; hay que orientar, guiar, formar, fomentar la autoevaluación, autorregulación…
 
“Venimos a ser responsables”. Desarrollar la responsabilidad como parte importante de la autonomía, que permita al alumno aprender a aprender. Formación que tome el estudiar para aprender y no para aprobar. A que el esfuerzo sea premiado. Esencial que es que se ofrezcan pautas de programación de tareas en casa, sabiendo que a estas edades es muy importante el tiempo dedicado al juego y al ocio.
 
“Venimos a convivir”. Relacionarse con el resto de personas. Aceptar normas diseñadas para el respeto extrapolables a la vida en sociedad. Si se fomenta el respeto y trabajo en grupo en el colegio, tendremos personas que sepan vivir en sociedad.
 
En definitiva, venimos a desarrollar un pensamiento crítico, a ser personas


No hay comentarios:

Publicar un comentario